¿Qué es coaching?

Creer · Crear · Lograr

Conocer qué no es Coaching es casi igual o más importante que entender su propio significado y, a la vez, ayuda a disipar muchas de las primeras dudas. En el coaching nos tratamos de tú a tú, de igual a igual, no hay experto y aprendiz, ni juicios de valor. Por eso, el coaching, sobretodo…

  • No es un proceso de Mentoria, por lo que, no aconseja
  • No es un trabajo de Consultoría, por lo que, no da soluciones
  • No es una terapia, pues en coaching no hay pacientes, hay clientes, no mira al pasado, pues se enfoca en el futuro
  • No es un proceso sólo motivacional, pues genera planes de acción y resultados

Hablamos de un proceso al cambio a través del aprendizaje y conlleva grandes beneficios en aquellas personas que quieren aprender cómo lograr sus metas, ya sea en su ámbito personal, familiar, profesional o en sus relaciones sociales.

Es un camino de aprendizaje sobre uno mismo que conduce a reconocer y entender quien estas siendo ahora y quien deseas ser, desde la libertad de elección consciente.

Para ello, dirige la atención al autodescubrimiento y a la transformación personal que permita lograr los objetivos a través de un aprendizaje distinto.

El coach acompaña a su cliente a profundizar y a brindarle todas las oportunidades que están a su alcance, elevando a la consciencia del cliente lo que, en realidad, ya está dentro de él

 

 

El Porqué podemos cambiar lo que vemos, pero no podemos cambiar aquello que no estamos viendo. El proceso ayuda, estimula y acompaña a descubrir y lograr lo que realmente se desea para vivir con mayor plenitud y satisfacción.

El cambio se produce a nivel interior, de dentro a fuera, gracias al autoconocimiento y a la revelación de tu «yo esencial». 

Y en este proceso, descubrirás que, una vez anuladas las excusas y el auto sabotaje, dispones de los recursos necesarios para movilizar, desde tu conciencia, los cambios que buscas en tu vida.

A mayor consciencia, mayor es la libertad de elección.

Y, ¿el Coaching Integral?

Si yo cambio, todo cambia

El coaching integral trabaja con el cliente (coachee) a una mayor profundidad con resultados extraordinarios. Trabaja Cuerpo, Mente (lenguaje) y Emoción, es decir, todo el sistema, uniendo el coaching motivacional, el coaching humanista y el coaching ontológico en una única disciplina.

La transformación interior en el cliente se produce como resultado de desaprender lo que ya no le es útil, para aprender lo que sí le sirve para con su objetivo. Esta transformación brinda nuevas posibilidades gracias a la superación y transformación de obstáculos internos como las creencias, los juicios y el modo en cómo observamos el mundo y nuestra realidad.

El coach integral desafía respetuosamente los modelos mentales para desarrollar una nueva mirada que permita el descubrimiento de nuevas acciones y posibilidades.